Personal del SUC y Atención Primaria recuperan a un varón que sufrió una parada cardiorrespiratoria en un bar en La Gomera

15/10/2015

Tripulación del helicóptero medicalizado del SUC

Personal del SUC y Atención Primaria recuperan a un varón que sufrió una parada cardiorrespiratoria en un bar en La Gomera.

La rápida actuación de los primeros intervinientes junto a la atención prestada por el personal de Atención Primaria y del SUC fueron claves para su supervivencia.

Un helicóptero medicalizado trasladó al afectado a un hospital en Tenerife donde ingresó ya consciente y estable, pero en estado grave.

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuperó a un varón de 50 años que sufrió una parada cardiorrespiratoria tras sufrir un desvanecimiento cuando se encontraba en un bar en el municipio gomero de Hermigua. Los testigos del hecho, tras alertar al 1-1-2, recibieron -mediante teleasistencia- las indicaciones de un médico coordinador presente en la sala operativa que, tras comprobar que el afectado no tenía pulso, recomendó que comenzaran a realizar masaje cardíaco hasta la llegada de los recursos sanitarios.

Un médico y un enfermero del Centro de Salud de Mulagua, junto al personal de una ambulancia de soporte vital básico del SUC, activados desde la sala operativa por los médicos coordinadores desde el momento de la alerta, llegaron al lugar del incidente y, tras comprobar que el afectado permanecía sin pulso, le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas y le aplicaron tres descargas con el desfrilador semiautomático, logrando recuperar su ritmo cardiaco.

Mientras intervenía el personal sanitario, el trabajo del SUC continuaba desde la sala operativa con la activación del helicóptero medicalizado que, en un corto espacio de tiempo, tomaba tierra en el campo de fútbol de la zona y trasladaba al afectado directamente hasta Tenerife donde ingresaba ya consciente, aunque en estado grave, en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria.

Para Marcela Posca, médico del SUC, “es fundamental la rápida intervención de los recursos sanitarios en el lugar en el que una persona sufre una parada cardiorrespiratoria pero las posibilidades de que esta sobreviva o se recupere con las mínimas secuelas aumentan exponencialmente si los que se encuentran a su alrededor llaman al 1-1-2 y siguen las indicaciones del médico coordinador hasta la llegada de los recursos sanitarios”.


Importancia de los primeros intervinientes

El trabajo que realizan los primeros intervinientes, que son los ciudadanos que prestan la atención inicial a un afectado que necesita asistencia inmediata, es vital para la supervivencia de una persona, especialmente si se encuentra en parada cardiorrespiratoria.
Es de vital importancia llamar inmediatamente al 1-1-2 para que un médico del SUC pueda valorar la situación y dar las indicaciones a seguir. Durante esta conversación telefónica es fundamental que el alertante mantenga la calma y atienda a las preguntas del facultativo, sin perder tiempo, ya que a través de sus respuestas podrá confirmar si efectivamente el afectado se encuentra en parada cardiorrespiratoria e indicar cómo se deben realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta que el afectado recupere el ritmo cardiaco o el recurso sanitario llegue al lugar.
La utilización del desfibrilador semiautomático (DESA) por parte de los técnicos sanitarios del SUC en las ambulancias de soporte vital básico permite analizar, y restablecer en su caso, el ritmo cardiaco gracias a las descargas eléctricas que realiza este aparato.

 



Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn