¿Qué hacer en caso de Heridas?

La herida es la pérdida de continuidad de la piel debida generalmente a un traumatismo. 

A consecuencia de ella se pierde la principal barrera contra las agresiones externas, aumentando el riesgo de infección y la posibilidad de lesión en tejidos más profundos (tejido subcutáneo, vasos sanguíneos, nervios, etc.).


Los primeros auxilios en todas las heridas son:

  • Controlar la hemorragia si la hay
  • Limpieza y desinfección con agua y jabón, utilizando gasas estériles
  • Secar bien la zona
  • Aplicar un antiséptico adecuado y tapar la herida con un apósito estéril (gasa, esparadrapo…)
  • Además, en el caso de las heridas profundas hay que trasladar al afectado de manera urgente a un centro sanitario con una valoración continua.
  • En el caso de heridas perforantes nunca intentar retirar un objeto clavado y trasladar al afectado de manera urgente a un centro sanitario con una valoración continua.
  • En el caso de las amputaciones, es fundamental intentar recuperar el miembro amputado para su posible reimplantación. Se debe lavar con abundante suero fisiológico, envolverlo en apósitos estériles humedecidos en suero fisiológico y transportarlo en una bolsa que a su vez se haya introducido en otra bolsa con hielo.
Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn