¿Qué hacer en caso de Quemaduras?

Según su origen se clasifican en quemaduras térmicas, por aumento de temperatura provocado por fuego o un objeto caliente; quemaduras químicas, producidas por una sustancia química como por ejemplo el ácido; y quemaduras eléctricas ocasionadas por corriente eléctrica.

La gravedad de las quemaduras depende de su profundidad, extensión y localización.

  • Ante una quemadura. Lo primero que se debe hacer es aplicar sobre la lesión abundante agua fría durante 10 ó 15 minutos. Cubrir la zona afectada con una gasa estéril húmeda o ropa limpia.
  • Si la persona está ardiendo en llamas hay que impedir que corra y cubrirla con una manta o hacerla rodar por el suelo.
  • Retirar anillos, relojes, pulseras… de la zona afectada.
  • En el caso de quemaduras eléctricas, antes de tocar a la persona accidentada, debe desconectarse la corriente y, si no es posible, aislarse con palos de madera o cualquier otro objeto aislante.
  • Trasladar a la persona a la mayor brevedad a un centro sanitario. Ya que en las quemaduras eléctricas pueden haber lesiones internas y hay alto riesgo de arritmias e incluso parada cardiorrespiratoria.
  • No retirar la ropa de la víctima (sobre todo si se encuentra pegada a la piel) salvo en el caso de que se encuentre impregnada de alguna sustancia caliente o cáustica.
  • No aplicar ningún tipo de crema, pomada o remedio casero.
    No pinchar las ampollas.
    No dar de beber a la persona con quemaduras graves, en todo caso se le podrían humedecer los labios.
Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn